La genialidad (o la suerte) de una hamburguesa en The Happy Munch Co.

Por: Paladario | @elpaladario

En “La biblioteca de Babel”, Borges plantea una colección de libros conformados por todas las combinaciones posibles de todas las letras. Si bien la mayoría de los libros son meras galimatías, entre los tomos resultantes se esconden también las más grandes obras de la literatura y los más profundos saberes de la raza humana. Más o menos así pasa con el menú de The Happy Munch Co.

The Happy Munch Co. está en Plaza Platino 614, una fortaleza que se erige imponente en la avenida La Cantera de Chihuahua. Todos los locales de sus tres pisos tienen vista a la vialidad y la plaza se ha convertido en la sede de bares y restaurantes de todo tipo, donde cada noche se congregan cientos de comensales que parece que se van a desbordar por las terrazas.

Llegamos a The Happy Munch Co. con un objetivo en particular: una hamburguesa con aguacate empanizado. Nos arrellanamos en una de las mesas de afuera (la 18, para ser precisos, tal y como el numerote en la misma mesa indicaba) y nos giramos repelidos por el tufo a limpiador que había quedado sobre la superficie. A unos pasos de The Happy Munch Co., por un pasillo negro, se ingresa al Charly’s & Daniel’s [sic], un tugurio del que salía gente poco esperada y el sonido de canciones que nadie con una pizca de buen gusto querría escuchar.

El menú que nos presentaron tenía algunas cosas que querían ser audaces e ingeniosas, pero parecían más una broma: pizza de boneless, hamburguesa de nachos… como si alguien hubiera hecho un ejercicio de dadaísmo con ingredientes. Pero entre esos frankensteins se originó esta criatura que habíamos venido a buscar: 250 gramos de carne, costra de queso con champiñones, tocino, pan de ajo y aguacate empanizado. La ordenamos con unas Bohemias.

Del tugurio de enseguida salió un tipo con uniforme de futbol –las calcetas llenas de tierra y la camiseta volteada hacia adentro– con una chica en un ajustado vestido blanco. La banda estaba tocando “Con todos menos conmigo” de Timbiriche.

El tufo a limpiador (¿qué sería? ¿Windex? ¿Fabuloso?) volvió a pasar entre nosotros. Llegaron las hamburguesas, servidas como cualquiera de su calaña en una tabla de madera y sujetadas por un cuchillo. Pedimos cubiertos y mostaza para las papas en gajo.

Del tugurio de enseguida salió una pareja mayor acompañada de una chavita como de diecinueve. Hacía unos minutos el hombre había salido solo y regresado con un cobertor blanco, en el cual ahora traía envuelto a un bebé. La banda estaba tocando “Bolero falaz” de Aterciopelados.

Esta es la hamburguesa. Eso que sobresale es el aguacate empanizado.

La hamburguesa se veía increíble. Pan fresco, carne firme y jugosa, una hoja de lechuga crujiente y, claro, la tortita de aguacate empanizado. Cada bocado fue una aventura. El pan lo envuelve todo con suavidad, la carne despide su fuerte sabor y partir el aguacate empanizado es una experiencia curiosamente placentera: se quiebra la cubierta caliente y crujiente para liberar el aguacate frío y cremoso de su interior. El menú decía que la hamburguesa también llevaba queso tostado y champiñones y sí, ahí estaban, pero no estaban haciendo nada: el aguacate empanizado es un celoso protagonista que no comparte los reflectores.

Del tugurio salieron unos como cholos, fumando. La banda estaba tocando esa maldita asquerosidad que debería ser exterminada de la historia de la música: “La planta” de Kaos.

El tamaño de la hamburguesa es generoso. No fue fácil terminarlas, pero era imposible detenerse. Las maniobras eran complicadas y la tablita no ayudaba. Ojalá la puta moda de platitos de madera pase y pronto se sirvan estos nada sencillos platillos en superficies funcionales. Varios trozos de nuestras hamburguesas cayeron en la mesa y seguro se remojaron en el Windex o el Fabuloso o lo que fuera. Igual nos lo comimos: estaba buenísima.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Comienza
A %d blogueros les gusta esto: