5 puestos chihuahuenses en los que como cuando voy de visita

Por: Aniela Rodríguez | @anielasind

Dicen que entre más corriente más ambiente, y cuando se trata de comida y de viajes, soy de las que prefiere seguir al pie de la letra esta máxima popular. Durante los más de veinte años que viví en Chihuahua, he frecuentado una nutrida lista de puestos underground donde, aún después de tantos años, es posible comer delicioso por menos de cincuenta pesos. Antojitos que, por mucho que te esfuerces en reemplazar, jamás podrás hacerlo: no se trata sólo del sazón o los ingredientes, sino de toda la tradición y el feeling que rodean la comida chihuahuense y que la vuelven este gran arcoiris en donde todos los sabores encuentran una forma orgánica de complementarse.

Quizá estos lugares no tienen el caché de muchos restaurantes de moda. Tampoco han alterado sus recetas o su menú para agradar a los nuevos comensales. Sin embargo, han sabido conquistar a su público por varias generaciones…y pretenden seguir así durante muchas más. Estos son los cinco sitios de comida (y bebida) callejera que nunca me pierdo cuando voy de visita a mi amada Chihuahua.


1.Gorditas “La chata”

Mi amor por las gorditas comenzó hace ya muchos años. Entonces, mi mamá nos llevaba los sábados a cambiar revistas usadas y cómics en algunos locales de la colonia Obrera. Cuando el hambre hacía de las suyas, caminábamos unas cuadras y pedíamos varias órdenes de gorditas para compartir. A un costado de la antes famosa carnicería Boston (Ave. Juárez y 25a.) es posible encontrar dos o tres sitios cuya especialidad son esas simples, pero deliciosas gorditas. La masa está hecha con maíz nitxtamalizado que en vez de agua, amasan con chile colorado (lo que les da un color muy característico). Luego, se echan a freír hasta que resplandecen como un pequeño globo anaranjado de entre la pileta con aceite. Van  rellenas de papa y las corona apenas un tupé de repollo y una mínima rebanada de tomate. El puesto de mayor tradición es aquel que está justo al lado de la carnicería Boston, pero en mi corazón siempre vivirá Gorditas La Chata (en la acera de enfrente), donde puedes acompañar tu orden de gorditas o enchiladas con su famosa salsa roja con trozos de chicharrón y aguacate.


2. Refresquería Martínez

Fuente: Facebook.

Se llama Refresquería Martínez, pero en mi familia nos gusta llamarle ‘las aguas del químico’. Está en uno de los costados de la plaza Merino, que por muchos años ha sido hogar de un sinfín de boleros y viejitos que todos los días se juntan a platicar. Durante mucho tiempo, mientras mi mamá iba al centro, mi abuela y yo nos quedábamos sentadas en la plaza, esperándola bajo el inclemente sol chihuahuense. El químico (un personajazo entre los locales) se dedicó a perfeccionar durante años una de las bebidas de mayor tradición en la ciudad: el agua de plátano, una especie de horchata saborizada con dicha fruta que nunca he vuelto a probar. La refresquería Martínez también fue uno de los lugares donde sobrevivieron toda clase de dulces típicos, entre ellos, los borrachitos: un pan rojísimo envinado que era imposible comer sin llenarte las manos de jarabe. También son célebres sus greñudas, una suerte de cocada horneada bañada en leche condensada, que en aquellos tiempos era la recompensa perfecta por esperar bajo el yugo del sol.


3. Tacos ‘El jalisciense’

Fuente: Facebook.

Los tacos de bistec del jalisciense llevan poco más de treinta años en la ciudad. Antes de ser un local establecido, eran apenas un puesto que abría a tempranas horas de la mañana y cerraba poco después de la hora de comida. Conocí justo este destartalado puesto blanco gracias a mi papá, que entonces era policía. Había días que, si el trabajo le era leve y estaba cerca del sector, iba por mí a casa y me invitaba a comer. El menú, hasta ahora, sigue siendo básico pero cumplidor: todos los platillos giran alrededor del bistec (natural o enchilado) que, como manda la biblia del buen taquero, es pura carnita. Puedes pedirlos en tortilla de maíz o de harina, en montados o tortas. ¿El highlight? No dejes de pedir una orden extra de cebollitas guisadas, que se cuecen lentamente en el mismo jugo del bistec.

4. Dogos de la 11

Fuente: Facebook

Al ir sobre la Venustiano Carranza, justo en la esquina con Nicolás Bravo, están probablemente los mejores hot dogs callejeros de la ciudad. Se trata de los dogos de la 11: una oda al buen comer después de salir de cualquier bar próximo al centro de la ciudad. Ya desde la cantidad de gente que hace fila para tomar una mesa sabemos que nos espera algo grande, y sí: los hot dogs son, en todo el sentido de la palabra hiperbólicos, groseros…pero deliciosos. En su carta encontramos tanto versiones modestas del perro caliente como los especiales, que van desde los de camarón hasta los de chile relleno envuelto en tocino. Por si esto fuera poco, cuentan con una enooorme barra de toppings para aderezar al gusto.


5. Tacos y piczerolas ‘El Remolino’

Fuente: Facebook

Sí: aquí se escribe con cz. Preguntar por qué es necio cuando la calidad de la comida es para levantarle un altar a los cocineros. El Remolino está justo afuera de La Roca (C. Progreso, entre 2a. Y 4a.), una pintoresca cantina que solía frecuentar en mis años de universitaria por su decorado más bien barroco, lleno de un sinfín de chucherías que tapizan sus paredes, y porque era de esos sitios que todavía rendía veneración a las caguamas, igual que yo. El platillo estrella del Remolino son las papas asadas con asadero y carne, y sin lugar a dudas, las famosas piczerolas: un invento muy peculiar donde un disco de harina (a modo de pizzeta) sostiene una nutrida capa de carne y queso gratinado. ¿Faltaba más? También venden costillitas asadas, tacos y cortes al carbón: una parada necesaria si vas a echar unos tragos (y a poner canciones en la rocola) en aquel churrigueresco lugar en el mero centro de Chihuahua.

2 comentarios sobre “5 puestos chihuahuenses en los que como cuando voy de visita

Agrega el tuyo

  1. Volví a mi chihuahua querido; dicen que uno vuelve a los lugares que más amo, yo agregó: que mejor comió 🙃
    Gracias por ir contigo a esos lugares preferidos ❤️❤️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: